Skip to content

¿Cómo hacer un corrector de postura casero?

¿Cómo hacer un corrector de postura casero?

Si no tienes mucho presupuesto para un corrector de postura , aca tienes la solución de un corrector de postura casero. Es una opción práctica, económica y puedes personalizarla a tu medida.

¡Aquí tienes el plan!

Materiales Necesarios

Para esta aventura DIY (hazlo tú mismo), necesitarás:

  • Una Bufanda Ancha o Pañuelo: Preferiblemente de tela suave para evitar irritaciones.
  • Gomas Elásticas: Cuanto más anchas y cómodas, mejor.
  • Tijeras
  • Aguja e Hilo: Asegúrate de que coincida con el color de tu bufanda o pañuelo.
  • Dos Broches o Corchetes: Los que se usan en la ropa, para que puedas ajustar la tensión.

Tutorial: Elaboración de un Corrector de Postura de Espalda en Tan Solo 5 Pasos

Paso 1: Preparación

  • Lava y plancha tu bufanda o pañuelo para asegurarte de que esté limpio y sin arrugas.

Paso 2: Corte de la Bufanda

  • Corta aproximadamente un tercio de la longitud de la bufanda. Esto será la parte principal de tu corrector.

Paso 3: Agregar Elásticos

  • Cose un extremo de los elásticos en cada extremo de la bufanda. Asegúrate de que estén bien sujetos.

Paso 4: Broches o Corchetes

  • En el extremo contrario de los elásticos, cose los broches o corchetes. Estos serán los cierres para ajustar la tensión.

Paso 5: Ajuste y Listo

  • Coloca la bufanda en tus hombros y cruza los extremos en tu espalda. Ajusta los broches o corchetes para obtener la tensión adecuada. ¡Listo, estás respaldado!

Pros y Contras de los Correctores Hechos en Casa

Pros

  • Económico: Mucho más barato que los correctores comerciales.
  • Personalizable: Puedes ajustar la longitud y la tensión según tus necesidades.
  • Material Suave: Puedes elegir una bufanda cómoda que no irrite tu piel.

Cons

  • Menos Soporte: No brindan el mismo nivel de soporte que los correctores ortopédicos.
  • Menos Duradero: Los materiales caseros pueden desgastarse más rápido.
  • No para Problemas Graves: No son adecuados para problemas serios de postura o dolor crónico.

Recomendaciones e Indicaciones

  • No Aprietes Demasiado: Ajusta la tensión de manera que te sientas cómodo, no apretado.
  • Uso Limitado: Úsalo solo durante actividades que requieran una buena postura, como estar frente a la computadora.
  • Consulta a un Profesional: Si tienes problemas de espalda serios, consulta a un fisioterapeuta antes de usar un corrector casero.

¡Ahí lo tienes! Tu propio corrector de postura casero. ¡Disfruta de una mejor postura y menos tensión en la espalda!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad